Una vez más se cierra una etapa y se inicia una nueva, saltar al vacío siempre da vértigo pero si lo piensas es la única forma de volar. Años de trabajo y de esfuerzo para tener los recursos necesarios a todos los niveles. Muchas veces más allá de lo que cualquier persona razonable consideraría demasiado, una apuesta insensata.

El camino merece sin duda la pena y desde luego no tiene marcha atrás. Me he equivocado muchas veces en cada fase, pero siempre he aprendido. De hecho, sigo aprendiendo y disfrutando de aprender tanto o más que al principio.

Esta noche estaba escuchando al Chojín mientras me fumaba uno cuando mis pensamientos me han obligado a sentarme a escribir (sigue el Chojín sonando de fondo con “el ciclo de la vida”). Una vez más aquí estoy, frente al teclado con bajos y rimas encabritando (o quizá encabronando) mi corazón y mi cerebro.

Esta nueva fase me tiene especialmente motivado, más enfocado y seguro que nunca de que lo que estoy haciendo es lo que debo de hacer. Me gusta escribir, es de las cosas que más vivo me hace sentir.

En pocos días lanzare mi nueva web personal, es más que una web donde ofrezco mis servicios profesionales, es el lugar que he elegido para expresarme a todos los niveles. No va a ser la típica web de un académico o de un profesional, donde se trata de vender a sí mismo. El objetivo en realidad no es tanto ganar dinero como seguir evolucionando profesionalmente y sobre todo a nivel intelectual.

Mi perfil de Facebook me ha servido durante años para expresar mis pensamientos e ideas, también para transmitir contenidos interesantes o tener un lugar donde debatir (intercambiar inteligencia que dijo algún rapero). Es el momento de pasar al siguiente nivel.

Una parte muy importante del proyecto es el blog, que nace sin ninguna intención de monetizarse. En este espacio tratare de las cosas habituales de las que suelo hablar, política, comunicación digital y tecnología por supuesto, pero también arte, historia o música entre otras cosas. No esperéis que os ponga el último tema musical de éxito, esto va a ser la vanguardia de los que van al revés (como siempre en realidad, soy hombre de costumbres)

Escribir es una forma maravillosa de conversar con uno mismo, ayuda a pensar. Por eso en esta nueva etapa que comienza escribir va a ser una de los pilares importantes de mi actividad intelectual, y no escribir textos comerciales o políticos que me pida nadie, sino escribir lo que a mí me apetece escribir.

Esta web no está pensada para vender nada, esta web es una nueva forma de hacer marca personal haciendo algo verdaderamente revolucionario, decir la verdad y ser autentico. Si entran clientes bien, y si no entran pues también bien, solo voy a trabajar en aquellos proyectos en los que a mí me apetezca trabajar.

Me ha costado muchos años sentirme preparado como para dar este paso, por fin estoy preparado y va a empezar el viaje, algo me dice que nos vamos a divertir. ¿Estáis listos?… Yo sí.